La actualidad - índice actualidad

 
El periodista deportivo, el que peor utiliza el lenguaje
Descarga nuestro diario electrónico en formato PDF
5 DE MARZO 2002

Argentina: Celulares, taxis y periódicos víctimas de la crisis
Argentina: la red detenida por la crisis, Telefónica suspende su oferta de banda ancha
Los desechos informáticos se cobran las primeras victimas
La antiglobalización ya tiene su juego para PS2: Estado de Emergencia

Las empresas de Internet despidieron en febrero a 670 personas en EEUU, la cifra más baja de los 2 últimos años
El 71,64 por ciento de los empleados del sector informático son titulados superiores


Sexo es la palabra más buscada por los internautas brasileños
Europa, más usuarios pero menos negocio
El sector informático español registró un crecimiento de un 9 por ciento durante el año 2001


La falta de políticas de software y de auditorias de sistemas, hace peligrar la seguridad de las PYMES europeas, afirma la BSA
Los directivos de Reino Unido no son conscientes del valor de la propiedad intelectual, según Ian Harvey

 

Descargarlo...

>> Ediciones anteriores de nuestro diario electrónico en PDF

Adobe PDF

El escritor y periodista Alex Grijelmo ha asegurado que el periodismo deportivo es "el que peor usa el lenguaje" dentro de los medios de comunicación, durante su intervención clausurado en San Millán de la Cogolla.

Entre los errores más frecuentes apuntó expresiones como "en tiempo de descuento", que debe ser sustituido por tiempo adicional; "partido asequible", en lugar de partido fácil o cómodo; o "cosechar una derrota, que no tiene ningún sentido", indicó.

Tras analizar el lenguaje que emplean los medios deportivos "puede decirse que muchas veces se habla por aproximación, porque no hay un guión establecido y hay que decir las cosas en un momento determinado, pero lo que no se puede entender es que se den los errores una y otra vez", indicó Grijelmo.

También repasó las redundancias que se repiten en el lenguaje de los periodistas deportivos y que hacen "que hablemos mucho mejor en conversaciones privadas, cuando somos naturales, que cuando hay un micrófono por medio".

En este apartado citó ejemplos como el de "decir que un equipo es más líder, afirmar que un deportista establece un nuevo récord, apuntar que a un jugador se le impone una multa económica, o decir que un futbolista hace un precalentamiento".

Grijelmo llamó la atención sobre el poco cuidado de los medios de comunicación a la hora de pronunciar nombres extranjeros "en lo que solemos intentar imitar el inglés, sin pensar en su lengua" y al escribirlos "copiamos aproximaciones aunque nosotros tenemos nuestra propia fonética".

En su análisis del lenguaje de los medios deportivos afirmó que se ha dado un paso positivo al traducir algunos términos del inglés "que cada vez se emplean menos", como saque de esquina, en lugar de córner o fuera de juego en vez de offside.

Sin embargo, destacó que mientras que del lenguaje de los toros muchas expresiones han pasado al lenguaje coloquial "como poner la puntilla o ver las cosas detrás de la barrera", los términos del fútbol apenas han trascendido a la sociedad excepto "casarse de penalti o decir que nos han metido un gol".

Por último, llamó la atención sobre la "violencia subliminal" que aportan a los espectáculos deportivos palabras extraídas del lenguaje bélico "como lanzar un cañonazo, jugadores mercenarios, salir a muerte o eliminar a los rivales".

 

 

 

 

miércoles, 20 marzo 2002


Direcciones de correo electrónico: Editor Angel Cortés - Redacción - Información