La actualidad - Mundo Digital

 

2.,5 millones de personas ya han comprado su parcela en Marte o en la Luna
Aunque parezca mentira, es un negocio en pleno auge en EEUU. A través de Internet, una empresa cobra casi 20 dólares por una parcela con derecho a edificación en otro mundo. ¡Más de 2,5 millones de personas ya compraron una! Para muchos, es otra avanzada en la conquista espacial 


 
Noticias relacionadas
 

¿Un lugar para vivir? El negocio es ilegal. Un tratado de 1967 prohíbe la propiedad privada más allá de la Tierra

Como consecuencia de que los tratados internacionales sobre el espacio dejan agujeros legales, en los últimos tiempos aparecieron auténticos estafadores, conocidos como “abogados espaciales”, que hacen negocios a través de Internet vendiendo terrenos en otros mundos, como en la Luna y en Marte.


El asunto puede parecer ridículo, pero se trata de un negocio en auge, sobre todo después del discurso del presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, sobre el cambio de rumbo en el espacio: más de 2,5 millones de personas de 180 países ya compraron parcelas de tierra en la Luna y en Marte por valor de un millón de dólares, según un informe del sitio web especializado Space.com.


Un llamativo fraude


Aunque se trata de un fraude, mientras los expertos en leyes discuten, el negocio sigue floreciendo. Una de estas empresas, incluso, afirma que todos los planetas y la Luna son de su propiedad, salvo la Tierra, y que a finales de 2004 se plantará bandera en la Luna de “El gobierno galáctico”, denominación que eligieron para designar su “territorio”.


Los “clientes” de este fraude suelen ser personas a quienes se las convence de que por 19,99 dólares (gastos de envío aparte) obtienen una parcela con derecho a edificación en otro mundo.


Los expertos en temas legales afirman que las ventas no tienen ninguna base jurídica, pero también vaticinan pleitos cósmicos especialmente ahora que Bush afirmó que “los seres humanos están abocados conquistar el cosmos”. Este negocio está centrado y dirigido desde internet especialmente por la empresa Lunar Embassy (www.lunarembassy.com). Según su fundador, le pertenecen “todos los planetas del sistema solar”, aunque a juicio de los expertos esta afirmación es absurda, pues “un tratado internacional de 1967 prohíbe la propiedad privada más allá de la Tierra”, destaca el informe.


Como en el caso de las compras de parcelas en la Tierra, las empresas que venden terrenos en Marte y en la Luna le dan al comprador un título de propiedad y un mapa. Según Lunar Embassy, se venden unos 1.500 terrenos diarios en el satélite natural de la Tierra y en el planeta rojo.


Una idea de otro planeta


Dennis Hope, el fundador de Lunar Embassy, afirma que “se trata de algo legal”, y asegura que gastó 70 mil dólares en abogados y procedimientos legales para defender su compañía e intimidar a la competencia, a la que califica de “copiona”.


Pero el empresario eludió contestar sobre qué nave viajará antes de fin de año a la Luna, pues la próxima misión lunar está planteada recién para dentro de 10 años.


“No engañamos a nadie -afirmó Hope-, ya que las propiedades se venden de una forma tan legítima como cualquier otra en este planeta”.


El argumento al que se aferra el gestor de esta alocada idea es que en el tratado de 1967 se prohibía que los gobiernos pudieran apropiarse de regiones fuera de la Tierra, pero afirma que “el tratado no hace ninguna mención a compañías o personas”.


Un microscopio para las rocas marcianas


España le propuso a la NASA desarrollar un microscopio para analizar rocas marcianas que se enviaría al Planeta Rojo en 2007 o 2009, anunció el secretario de Estado de Política Científica y Tecnológica, Pedro Morenés.


El aparato es la primera propuesta específica de España para participar en el ambicioso programa para la exploración del astro de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), que tiene como objetivo final que un ser humano pise su polvo rojo en 2030.


Además, España quiere diseñar otros instrumentos para su uso en Tierra, en la órbita y en la superficie de Marte, explicó Morenés tras reunirse con el director de la NASA,


Sean O’Keefe, y otros altos funcionarios de este organismo.


Luego del encuentro, España y EEUU firmaron un documento que establece un calendario de trabajo para decidir de forma específica cómo participará Madrid en el programa marciano de la NASA.


Morenés no quiso adelantar una cifra del posible costo de esos proyectos, incluyendo el microscopio, pero recordó que el Gobierno español pretende que el gasto de 1,03% del PBI en investigación y desarrollo registrado en 2002 pase al 1,4% en 2007.


En tanto, el robot explorador de la NASA, Opportunity, encontró microscópicas piedras redondeadas en la superficie de Marte, pero es temprano para determinar si su composición señala que hubo agua en el Planeta Rojo, informaron los científicos.


“Parecen cantos rodados, muy pequeños, pero no son esféricos sino con formas variadas, en su mayoría chatos, algunos rotos”, explicó Hap McSween, miembro del equipo científico de la Universidad de Tennessee que colabora en el trabajo de la NASA.


“Estas piedras redondas podrían resultar de erosión, pero también pueden ser las ‘salpicaduras’ de materiales de erupción volcánica o del impacto de meteoritos”, dijo McSween, quien reconoció que, “por ahora, no sabemos de qué se trata”. El viaje al cometa


El pequeño robot que viajará hasta un cometa a bordo de la sonda europea Rosetta, que será lanzada al espacio el próximo jueves 26 de febrero, fue bautizado como “Philae”, un nombre sugerido por una estudiante italiana.


La Agencia Espacial Europa (ESA) informó que ésa fue la decisión del jurado de un concurso europeo organizado en diciembre entre jóvenes de 12 a 25 años de edad, a los que se les pidió que sugiriesen nombres para el pequeño robot.


La ganadora, Serena Olga Vismara, de 15 años, fue premiada con un viaje a la Guayana francesa para asistir al lanzamiento de Rosetta.
 


Enlaces relacionados
 
lunes, 09 febrero 2004

 (c) Noticiasdot.com

Edita : Noticias Digitales SL

Editor ejecutivo y Director:  Angel Cortés -
Director Técnico: Javier Lavandeira
Direcciones de correo electrónico: Redacción - Información - Publicidad - ¿Quienes somos?
Avda. Paral.lel 116 - 08015 Barcelona - tel 933292539