Mundo Digital

 

Rusia lanza al espacio el primer velero espacial
Rusia lanzó el martes, desde un submarino nuclear en alta mar, el "velero espacial" Cosmos I, la primera nave impulsada por el viento solar y que se perfila como el prototipo de las naves que se utilizarán en los vuelos interplanetarios del futuro.
 

 
AFP
Ilustración del Cosmos-1, el primer "velero solar" diseñado para moverse en el espacio por la presión de los fotones.
Última hora
Problemas para alcanzar la órbita prevista
El satélite Cosmos-1  no alcanzó la órbita prevista, informó la agencia rusa Interfax.

Según las "fuentes en las instituciones espaciales rusas" citadas por la agencia, el satélite que debía convertirse en el primer "velero espacial" impulsado por viento solar y prototipo de las naves que se utilizarán en los vuelos interplanetarios del futuro, "no alcanzó la órbita prevista a la hora calculada".

Por el momento, el centro de mando de la Agencia Espacial Rusa "Roskosmos" no confirmó ni tampoco desmintió que el satélite no haya alcanzado la órbita establecida.

Agencias - La noticia del despegue fue confirmada por funcionarios militares rusos. El Cosmos I fue lanzado en la cabeza del cohete portador Volna (Onda), desde el submarino nuclear Borisoglebsk, sumergido en aguas del Mar de Barents.

El velero solar, el primero en el mundo, está diseñado para que se mueva en el espacio por la presión de los fotones (partículas de luz) sobre sus delgadas velas. Esta misión busca comprobar si este sistema de impulsión es viable para explorar el espacio.

"Lo que tratamos de hacer es bastante audaz", reconoció Louis Friedman, director del proyecto. "Pero creo que hemos hecho todo bien desde el punto de vista profesional".

El aparato tiene ocho velas triangulares de 15 metros dispuestas alrededor del cuerpo de la nave. La idea es que los fotones sustituyan las inmensas cantidades de combustible que serían necesarias para viajes espaciales largos.

"La vela impulsada por luz es la única tecnología que conocemos que nos puede trasladar a las estrellas", añadió Friedman.

El proyecto de 4 millones de dólares es una creación de la Sociedad Planetaria de Pasadena, California, fundada en 1980 por el astrofísico Carl Sagan, muerto en 1996, y está financiada en gran parte por los estudios Cosmos creados por su viuda Ann Druyan.

El diseño, construcción y lanzamiento de esta nave experimental cuesta sólo el 0.3 por ciento del precio de una misión del transbordador estadounidense, según un análisis de la Universidad de Colorado.

El aparato fue diseñado por el Centro Científico Espacial Lavochkin de Moscú, una agencia espacial rusa casi independiente, y otras entidades rusas. No obstante, el gobierno ruso se hizo cargo del lanzamiento.

Luego del despegue, el Volna (un misil balístico intercontinental soviético reconstruido) colocaría al Cosmos I en una órbita elíptica alrededor de la Tierra con una altura máxima de 900 kilómetros, para una misión de un mes.

Tras alcanzar la órbita prevista, el Cosmos I, con una masa equivalente a 100 kilogramos, se desprenderá del Volna, desplegará sus "velas" para captar el viento solar y comenzará un vuelo en torno a la Tierra.

Esta apertura de las velas se realizará luego de que la nave y sus instrumentos se aclimaten al vacío en el espacio. Esta operación está prevista en principio para el sábado por la noche.

Cada una de las ocho velas triangulares son muy finas -de un grosor de 5 micrones- y están construidas en mylar (una lámina flexible que refleja la luz y evita que la radiación térmica solar penetre).

El velero solar está diseñado para que se mueva en el espacio por la presión de los fotones (partículas de luz) sobre sus delgadas velas, hechas de Mylar.

Una vez desplegadas las velas, que parecen los pétalos de una flor, tendrán la forma de un enorme espejo redondo de 30 metros de diámetro.

Cosmos I será visible desde la Tierra, y dará una vuelta a su alrededor cada 100 minutos.

"La puesta en órbita y el despliegue de las velas serán etapas claves", explicó Friedman, quien además preside la Sociedad Planetaria.

"Luego de esto podremos observar hasta el más mínimo cambio de aceleración del Cosmos I, que podremos medir" cuando las velas estén de frente al Sol, agregó.

Este científico pensó en una nave espacial propulsada con una vela solar en los años 70, cuando trabajaba para la NASA en el Jet Propulsion Laboratory de Pasadena.

Treinta años más tarde y con una tecnología más avanzada, Friedman está seguro de que el vuelo del Cosmos I probará que la idea de una nave con estas características para viajar en el espacio no es sólo ciencia ficción.

El principio es relativamente simple. El flujo de fotones, las partículas que constituyen la luz, rebotan en la superficie de las velas impulsándolas hacia delante. Si este impulso es débil, será constante y acumulativo en el vacío del espacio, donde ninguna fricción frena el movimiento.

De esta manera, en 100 días una nave propulsada con una vela solar puede alcanzar los 10 mil km/hora y 36 mil km/hora en un año.

Luego de tres años la velocidad sobrepasaría los 100 mil km/hora, lo que permitiría viajar a Plutón -el planeta más alejado del sistema solar- en menos de cinco años, explicó la Sociedad Planetaria en su comunicado de prensa.

Una misión con destino a Plutón, lanzada con propulsores a motor químico y utilizando la gravedad de Júpiter para acelerarse, demoraría nueve años en llegar.

La NASA se encuentra trabajando en un proyecto que permita transportar en el espacio una carga útil de 240 kg por medio de una vela solar con la superficie de un estadio de fútbol.


"Es una tecnología muy prometedora y todo lo que hacemos es mostrar que puede funcionar", explicó el lunes Emily Lakdawalla, una de las integrantes del proyecto.

Enlaces relacionados
 
martes, 25 octubre 2005

Noticiasdot.com
Edita : Noticias Digitales SL - Editor ejecutivo y Director:  Angel Cortés


Noticiasdot.com Stilo Cine Viajes Gadgetmania
Empleo Más 18 RSS Suscripciones  

Direcciones de correo electrónico: Redacción - Información - Anunciate en Noticiasdot.com: Publicidad - ¿Quienes somos?

Con el patrocinio de FRANQUICIA LASER GAME QUASAR ELITE Laser Gam