La actualidad - Mundo Digital

Mundo Digital  patrocinado por

TODAS LAS NOTICIAS DE ESTE MES

LOS INFORMES ESPECIALES DE NOTICASDOT.COM

INDICE ANUAL DE NOTICIAS PUBLICADAS

SUSCRIPCION A NOTICIASDOT.COM


Cómo funciona la Tecnología para Identificación por Frecuencias de Radio (Radio Frequency Identification, RFID)

 


La Tecnología para Identificación por Frecuencias de Radio hace posible la identificación a distancia y sin cables de objetos a los que se les ha incorporado etiquetas electrónicas. La RFID pertenece a una amplia gama de tecnologías para adquisición de datos e identificación automática (AIDC) en la que también se incluyen los códigos de barras, la lectura de caracteres ópticos y los sistemas infrarrojos de identificación.

Entre los ejemplos de tecnologías RFID que ya se aplican a la vida diaria se incluye el sistema Telepass en las autopistas de peaje y los nuevos relojes que identifican a los pasajeros que acuden a las pistas de ski.

La tecnología RFID se está desarrollando con una gran rapidez gracias a su empleo en varias aplicaciones importantes en los sectores de la logística y de la gestión del inventario en los almacenes. Se estima que, en los próximos años, el número de productos que van a llevar etiquetas inteligentes (smart tags) va a aumentar más de un 20% al año.

Desde un punto de vista funcional, la tecnología RFID se basa en:

Etiquetas: smart tabs, también conocidas como etiquetas inteligentes. Estas etiquetas se están utilizando en tareas de gran importancia en el sector de la identificación de objetos, y consisten en un microprocesador y en una pequeña antena. Las etiquetas inteligentes se consideran a menudo como unos códigos de barras de nueva generación, pero frente a estos últimos tienen tres grandes ventajas: pueden almacenar mucha más información, se puede escribir sobre ellas múltiples veces y no necesitan ningún punto de contacto físico o visual para poder leerlas. Existen dos tipo de smart tags: las activas, es decir, las que tienen una unidad para generación de electricidad, o las pasivas. Estas últimas se instalan en los electrodomésticos, son pequeñas y ligeras, pueden durar hasta 20 años, y se utilizan para identificar objetos. Las smart tags pasivas no tienen una fuente de electricidad, pero cuando se colocan en el campo electromagnético producido por una antena (lector) absorben el campo de energía y lo utilizan para intercambiar información con la antena, sin emitir ningún tipo de radiación.

Lectores: son los dispositivos que se comunican con las smart tags. Consisten en una antena y una unidad eléctrica de control. Alrededor de la antena se genera un campo electromagnético y activa las etiquetas inteligentes. La carga electromagnética de una antena es menos de una quinta parte de la que produce un teléfono móvil, lo que significa que cinco antenas activas situadas cerca de una persona generan menos carga que un teléfono móvil; en la práctica, es muy improbable que una persona se sitúe cerca de una o más antenas activas a la vez, por lo que las emisiones electromagnéticas no son perjudiciales para la salud .
 


Enlaces relacionados
 

Noticias relacionadas

Biblioteca del Conocimiento: Documentos y Estudios sobre Mundo Digital y Mundo Digtal España
 
martes, 08 abril 2003

 (c) Noticiasdot.com

Editor Angel Cortés - Redactor Jefe: Pablo Ruisánchez
Director Técnico: Javier Lavandeira
Direcciones de correo electrónico: Redacción - Información - Publicidad - ¿Quienes somos'
Avda. Paral.lel 116 - 08015 Barcelona - tel 933292539