La actualidad - Negocios

 

¿Quien es Carlos Slim, el hombre más rico de América y propietario de Telmex?
" Los modelos existentes para el desarrollo económico han hecho quebrar a América Latina y ha llegado el momento de pensar un nuevo paradigma de desarrollo para los países de la región, ineficientes y abrumados por la deuda" , dijo este magnate a Newsweek. Publicamos a continuación la semblanza que esta revista publicó sobre Carlos Slim y que nos muestra la evolución que ha seguido en su carrera empresarial

Noticias relacionadas
 

Carlos Slim es un magnate. A sus 63 años, está pensando a lo grande. Está comprando compañías de telecomunicaciones en toda América. El Salvador no es la excepción, acaba de adquirir el 51% de las acciones de la francesa CTE Telecom.

La lista de invitados parecía una guía de los magnates más ricos de Estados Unidos, y algunos de los participantes de la cumbre empresaria de cuatro días provenían de lugares tan lejanos como Buenos Aires y Sao Paulo. Entre los capitanes de la industria que se reunieron en la Ciudad de México en mayo, se contaban Gustavo Cisneros, de Venezuela, y Julio Mario Santodomingo, de Colombia. Pero su cortés anfitrión, el magnate mexicano de las telecomunicaciones Carlos Slim Helu, tenía en mente cuestiones de mayor gravedad que obtener ganancias.

En su galería privada, adornada con obras maestras de Monet, Degas y Van Gogh, Slim expresó ante la asamblea congregada que los modelos existentes para el desarrollo económico habían hecho quebrar a América Latina "y que había llegado el momento de pensar un nuevo paradigma de desarrollo para los países de la región, ineficientes y abrumados por la deuda". "Desde que empezamos a aplicar el modelo impuesto por el Fondo Monetario Internacional, hemos tenido (en México) dos décadas sin crecimiento per cápita", dijo el hombre más rico de América Latina a "Newsweek" en una entrevista exclusiva realizada este mes. "No fue bueno para nuestros países y prueba que algo está profundamente equivocado."

Slim, de 63 años, está pensando a lo grande en este momento. En julio causó revuelo cuando exhortó públicamente al presidente mexicano, Vicente Fox, a invertir más en proyectos de infraestructura y a preocuparse menos por la inflación y los superávit presupuestarios. Slim también se ha hecho muy amigo del intendente izquierdista de la ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, inicial favorito para suceder a Fox en las elecciones presidenciales de 2006. El industrial está ansioso por analizar nuevas ideas tendentes a generar la prosperidad y los empleos necesarios para una América Latina estable. "Uno no puede esperar hasta morir para dejar un legado", dijo Slim a "Newsweek". "Tiene que hacer todo lo que puede mientras está vivo."

Este nuevo papel de activista más bien público es poco familiar para este hombre al que llaman "el Ingeniero". Cuando estaba amasando su fortuna de $7,400 millones en las décadas de 1980 y 1990, Slim mantuvo un perfil bajo y cultivó silenciosamente sus contactos dentro del "establishment" político mexicano. "Slim solía ser muy enigmático y se mostraba poco", dice un editor de revistas de Ciudad de México. Pero en los últimos meses el magnate ha mantenido conferencias de prensa y ha pronunciado una serie de charlas para promover sus planes destinados a revitalizar el centro histórico de Ciudad de México, donde creció cuando era niño. Convocó a Bill Clinton como orador clave de una reciente ceremonia de entrega de becas para estudiantes patrocinada por su fundación Telmex. Puede darse el lujo de dedicar más tiempo a las candilejas porque sus tres hijos, junto con un par de yernos, manejan en gran medida su extenso imperio.

Slim se inició en los negocios a los ocho años, cuando su padre, Julián, le pidió que lo ayudara en la Orient Star, la tienda de la familia así llamada en honor de sus raíces en Medio Oriente. Después de recibirse de ingeniero civil en la Universidad Autónoma Nacional de México, heredó importantes bienes raíces de sus padres e hizo una serie de inversiones audaces a comienzos de la década de 1980. Slim desafió la opinión convencional cuando se zambulló en un frenesí de adquisiciones; rápidamente adquirió la principal compañía tabacalera de México, una fábrica rentable de autopartes y la popular cadena de restaurantes y negocios de regalos Sanborns. "Estaban muy baratos", dice simplemente.

Hizo su golazo en 1990 cuando el presidente Carlos Salinas de Gortari puso en venta el monopolio de la compañía estatal Teléfonos de México. Un consorcio liderado por Slim pagó $1,760 millones por Telmex, precio excepcionalmente bajo que desató gritos de protesta de la oposición política izquierdista del momento. Slim y sus socios torearon el temporal y la empresa tiene ahora una capitalización de mercado de más de $20 mil millones. Telmex, de lejos la empresa privada más grande del país, es la joya de la corona de un imperio empresarial que emplea a más de 250 mil trabajadores y representa más del 40% de la capitalización total de la Bolsa de México. América Móvil, el operador de telefonía inalámbrica que Slim creó a partir de Telmex, utilizó las adquisiciones en todo el hemisferio para convertirse en el operador de telefonía celular más grande de América Latina.

Las empresas extranjeras que han tratado de quebrar el dominio de Slim en el mercado mexicano de las telecomunicaciones salieron derrotadas. Telmex sigue controlando más del 90% de las líneas telefónicas fijas de México. Dos de los competidores de líneas fijas de Telmex, una empresa que es propiedad de AT&T en un 49% y la otra, 45% propiedad de Worldcom, tienen serios problemas financieros. En el área de telefonía inalámbrica, Verizon y Vodafone vendieron su participación en el proveedor de celulares Iusacell, que salió del mercado mexicano. Cada empresa perdió aproximadamente $1 mil millones en su inversión mexicana. Las tasas de llamadas de México siguen duplicando las de Estados Unidos, y según un informe de Merrill Lynch, las llamadas tasas de interconexión de Telmex, tarifas que cobra a otros transportadores (inalámbricos y fijos) para acceder a su red, se ubican entre las más altas del mundo. (Subieron hasta alcanzar 14% de los ingresos de Telmex en 2002.)

Desde hace tiempo, Slim y sus hijos están prestando más atención a las oportunidades de inversión en Estados Unidos. En los últimos años, la familia adquirió acciones en Philip Morris (ahora llamada Altria), OfficeMax y Saks Incorporated. En 1999, Telmex compró una participación mayoritaria en una firma de comunicaciones inalámbricas prepagadas de Miami llamada TOPPTelecom (TT) por $57.5 millones.

El Carso Grupo Telecom (CGT), el grupo de telecomunicaciones de Slim, apunta a consumidores de bajos ingresos, principalmente hispanos en Estados Unidos, que tienen muy poco o ningún acceso al crédito. La familia también se asoció con Bill Gates para crear un exitoso portal de internet destinado a los hispanos llamado T1MSN.

No todas las incursiones de Slim en Estados Unidos fueron exitosas. La compra de la cadena minorista CompUSA por $800 millones se realizó justo cuando la burbuja de internet estaba por estallar. El grupo industrial y minorista Carso está tratando de reanimar la empresa en este momento.

Slim también quiere comprar Circuit City, la cadena estadounidense de tiendas de productos electrónicos para el hogar, pero algunos analistas consideran que le convendría limitarse a los mercados latinoamericanos. "En América Latina hay montones de vendedores y muy pocos compradores y eso le permite a Slim hacer lo que mejor hace - comprar activos baratos", dice Whitney Johnson, de Merrill Lynch. "Cualquier inversor que busque exposición en las telecomunicaciones puede encontrar mejores oportunidades (fuera de Estados Unidos), y en el caso de Slim, es su patio de atrás."

Al acercarse a sus años dorados, Carlos Slim parece menos obsesionado con balances y beneficios. La muerte en 1999 de Soumaya Domit, con quien estuvo casado durante 32 años, lo dejó viudo y Slim reserva las noches del lunes a una cena familiar con sus seis hijos, sus cónyuges e hijos.

Al mismo tiempo, está más absorbido por el panorama general. "Debemos integrarnos para combatir la pobreza", sostiene Slim. "Es hora de pasar de un modelo dedicado a la estabilización a un modelo de desarrollo y de generación de empleo y crecimiento."

Con estos antecedentes, Slim y el intendente de México, López Obrador, tal vez no sean socios políticos tan extraños. El empresario aceptó la invitación del intendente de centro izquierda para presidir una comisión a cargo de supervisar la renovación del centro de la Ciudad de México. Oficialmente, Slim niega tener ambiciones políticas o secretas lealtades partidarias. "No pertenezco a ningún partido político. Yo doy dinero a cualquier candidato que me lo pide porque apoyo incondicionalmente el proceso democrático", dice.

Siendo un hombre que estuvo al borde de la muerte durante una operación de corazón abierto hace seis años y que no necesita trabajar ni un día más por el resto de su vida, bien se le puede perdonar a Slim que piense cada tanto en retirarse.

Pero insiste en que siente el mismo llamado de la vocación que inspiró a los maestros del siglo XIX cuyas obras de arte colecciona tan vívidamente. "Usted no le pide a un artista que se retire porque ya terminó determinado número de pinturas", dice "el Ingeniero". "Es su vocación, y para mí trabajar es no sólo una responsabilidad social y empresaria, sino también una necesidad emocional."

Si continúa sintiendo ese impulso, Carlos Slim desempeñará sin duda un papel crucial en los asuntos de la región en los próximos años.


Por María Cristina Caballero
San Salvador - El Salvador
La Prensa
economia@laprensa.com.sv
Newsweek (c) 2003, Newsweek Inc.
http://www.laprensagrafica.com/elfinanciero/elfinanciero22.asp
 


Enlaces relacionados

Biblioteca del Conocimiento: Documentos y Estudios sobre Finanzas online
domingo, 25 mayo 2014

Noticiasdot.com
Edita : Noticias Digitales SL - Editor ejecutivo y Director:  Angel Cortés


Noticiasdot.com Stilo Cine Viajes Gadgetmania
  Más 18 RSS Suscripciones  

Direcciones de correo electrónico: Redacción - Información - Anunciate en Noticiasdot.com: Publicidad - ¿Quienes somos? - Redacción en Chile: Transmedia.cl

Con el patrocinio de FRANQUICIA LASER GAME QUASAR ELITE Laser Game