Mundo Digital

 

El Mapa de los países enemigos de Internet
Cuba es el único país latinoamericano donde se reprime y censura el uso de la red, según la lista presentada por Reporteros Sin Fronteras (RSF) en la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información.


Noticias relacionadas
 

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) desplegó ayer una pancarta sobre el suelo de un corredor de acceso al plenario de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI), en la que aparecía un mapa de los países que considera "los enemigos de internet".

La acción se produjo horas después de que se le comunicara al secretario general de RSF, el periodista Robert Menard, que no podría entrar en Túnez, adonde había llegado en un vuelo comercial de una compañía francesa.

Menard tuvo que regresar a París en el mismo avión en el que llegó a Túnez, y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organizadora del evento, se alineó con la posición oficial tunecina en el sentido de que la expulsión del periodista se debió a que pesa sobre él una denuncia judicial.

Los quince "enemigos de internet" que figuraban en el mapamundi de RSF son Arabia Saudí, Bielorrusia, Birmania, China, Corea del Norte, Cuba, Irán, Libia, Maldivas, Nepal, Uzbekistán, Siria, Turkmenistán, Túnez y Vietnam.

El representante de RSF en la Cumbre, Jean Francois Julliard, afirmó que en todos esos países se reprime y censura el uso de internet y se han dado casos de encarcelamiento de usuarios, lo que constituye una violación de las libertades.

¿Solamente quince países?

La lista presentada por RSF muestra solamente la de aquellos países en los que la administración establece mecanismos de censura sobre los contenidos que pueden acceder o escribir los usuarios y no tiene en cuenta otros mecanismos que, si bien son "legales", también suponen una limitación a las libertades, como es el caso de las recientemente aprobadas leyes "antiterroristas" en países industrializados que permiten a los servicios policiales acceder al historial de las actividades online sin supervisión judicial.

El caso más flagrante de estas transgresiones ha sido la revelación por parte de congresistas estadounidenses de la investigación de las comunicaciones telefónicas y digitales de 30.000 ciudadanos en base a la ley antiterrorista que permite acceder a estos datos solamente con una petición de los servicios secretos o policiales.

En este caso, RSF "sitúa" a estos países en otra lista "a los que hay vigilar".

 

Los 15 enemigos de Internet
Por orden alfabético

-Arabia Saudi
La agencia gubernamental saudí encargada de “sanear” la Web, Internet Service Unit (ISU), anuncia orgullosamente que bloquea cerca de 400.000 sitios. Según los términos de la ISU, el objetivo del filtrado es “preservar a los ciudadanos de contenidos ofensivos, o que violen los principios de la religión islámica y las normas sociales”. Arabia Saudí bloquea fundamentalmente sitios de carácter sexual, religioso -excepto los sitios relativos al Islam aprobados por el Reino- y políticos. Esta censura afecta regularmente a las herramientas de creación y acogida de blogs : a Blogger.com lo hicieron inaccesible durante unos cuantos días de octubre de 2005.

-Belarús
El poder, que posee el monopolio de las telecomunicaciones del país, no duda en bloquear el acceso a los sitios de oposición cuando lo considera necesario, y especialmente período electoral. Por otra parte, el presidente Lukachenko tolera mal la crítica, como lo demuestran las medidas intimidantes aplicadas, en agosto de 2005, a algunos jóvenes internautas que difundían por Internet comics satíricos.

-Birmania
Este país figura en el pelotón de cabeza de los enemigos de Internet. En muchos aspectos, su política en materia de control de la Red es aun más represiva que la de China. En Birmania, donde son prohibitivos los costes de conexión domiciliaria y el precio de los ordenadores, la vigilancia de la Junta Militar se concentra en los cibercafés. Lo mismo que les ocurre a sus vecinos vietnamitas y chinos, los sitios de oposición están sistemáticamente bloqueados en el país, gracias a un sistema comprado a la empresa norteamericana Fortinet. Pero Birmania tiene pequeñas particularidades en materia de censura. Allí resulta, por ejemplo, imposible utilizar algunos webmails (ej : Yahoo ! o Hotmail). Más sorprendente aún : todos los ordenadores de los cibercafés efectúan automáticamente capturas de pantalla, cada cinco minutos, con el fin de vigilar la actividad de los clientes.

-China
China ha sido uno de los primeros Estados represivos en darse cuenta de que no podría ignorar Internet, y que por tanto había que conseguir dominarlo. Es también uno de los escasos países que ha conseguido hacer aséptica su Red, purgándola de cualquier información crítica, al tiempo que la desarrollaba (China tiene hoy más de 130 millones de internautas). ¿Cuál es la receta milagrosa de este gigante de la censura ? Una sabia mezcla de tecnología de filtrado, represión y diplomacia. Finalmente, si China censura y vigila el Net con eficacia, también se ha demostrado maestra en el arte de intimidar a sus internautas, jugando con éxito la baza de la autocensura. Con 62 personas encarceladas por escritos publicados en Internet, China es la mayor cárcel del mudo para los ciberdisidentes.

-Corea del Norte
Corea del Norte es el país más cerrado del mundo. El gobierno, que ejerce un poder absoluto sobre los medios de comunicación, hasta 2003 se negó a que el país se conectara a la Red. Solo unos cuantos miles de privilegiados tienen ahora acceso a un Internet ampliamente censurado. Sin embargo, en la Red están presentes una treintena de sitios dedicados a hacer elogios del régimen. Entre ellos, www.uriminzokkiri.com, que ofrece fotografías y panegíricos del gran líder Kim Jong il, y de su padre Kim Il Sung.

-Cuba
Ya se sabía que el gobierno cubano era experto en materia de escuchas telefónicas, pero ahora le descubrimos igualmente exitoso en materia de Internet. Como el modelo chino -desarrollar Internet al tiempo que se le controla- era demasiado caro, Fidel Castro ha optado por un método más simple, para garantizar su influencia en este medio de comunicación : simplemente mantiene al margen de la Red a la práctica totalidad de su población. En Cuba, acceder al Net es un privilegio al que muy pocos tienen derecho, y que necesita autorización expresa del Partido único. Incluso si uno consigue conectarse a la Red, frecuentemente de forma ilegal, en cualquier caso accede a un Internet ultracensurado.

-Irán
El Ministerio de Información alardea hoy de bloquear el acceso a cientos de miles de sitios. Los mullah atacan prioritariamente los contenidos que se refieren, de cerca o de lejos, a la sexualidad, pero tampoco toleran los sitios informativos independientes. Teherán ostenta el record del número de bloggers detenidos y encarcelados : entre el otoño de 2004 y el verano de 2005, cerca de una veintena de ellos pasaron por las cárceles. Mojtaba Saminejad, un blogger de 23 años, está encarcelado desde febrero de 2005. En junio le condenaron a dos años de cárcel, por insultar al Guía Supremo.

-Libia
Con cerca de un millón de internautas, es decir una sexta parte de su población, Libia podría ser un modelo de desarrollo de Internet en el mundo árabe. Desgraciadamente, en un país que no tolera ninguna prensa independiente, hubiera resultado sorprendente que la Web se desarrollara sin problemas. Así, los filtros creados por el poder bloquean sistemáticamente los sitios disidentes libios en el exilio. Más grave aun, ahora las autoridades atacan duramente a los internautas disidentes. En enero de 2005 detuvieron entre otros a un antiguo librero, Abdel Razak Al Mansouri, que publicaba artículos satíricos en un sitio con sede en Londres. En octubre, el ciberdisidente fue condenado a 18 meses de cárcel por, es un decir, “posesión ilegal de un arma de fuego”.

-Maldivas
Las Maldivas son un destino de sueño para los turistas y un auténtico infierno para los ciberdisidentes. El poder del presidente Maumoon Abdul Gayoom, que lleva 25 años en el cargo, reprime con gran severidad la libertad de expresión. Varios sitios de la oposición se encuentran filtrados y una persona, de las cuatro detenidas en 2002, está todavía entre rejas, por colaborar en un boletín informativo difundido por e-mail. Un detalle interesante : una sociedad británica, Cable and Wireless, es quien gestiona la Red en el archipiélago.

-Nepal
Cuando, en febrero de 2005, se apoderó del poder, el primer reflejo del rey Gyanendra fue cortar el acceso a Internet en todo el país. Desde entonces, e incluso a pesar de que el Net se ha desbloqueado, el autócrata continúa con su política de control de los medios de comunicación digitales. La mayoría de las publicaciones de oposición, sobre todo aquellas consideradas como cercanas a los rebeldes maoístas, son inaccesibles en el país. Los bloggers que tratan de temas políticos, o de la situación de los derechos humanos, trabajan constantemente presionados por las autoridades.

-Uzbekistán
En mayo de 2001, el presidente Karimov declaraba la puesta en marcha de “la era de Internet” en su país. Sin embargo, si bien la utilización de la Red se desarrolla con bastante rapidez en Uzbekistán, la censura progresa al mismo ritmo. Las autoridades, a través de los Servicios Nacionales de Seguridad (NSS), requieren frecuentemente a los proveedores de acceso el bloqueo temporal de sitios de oposición. Desde junio, algunos cibercafés de la capital uzbeka muestran la siguiente advertencia : “5.000 soms (4 euros) de multa por consultar un sitio pornográfico, 10.000 soms (8 euros) por consultar un sitio político prohibido”.

-Siria
La llegada al poder de Bachar el-Assad, en 2000, hizo que surgieran esperanzas en materia de desarrollo de la libertad de expresión. Esperanzas frustradas. El poder limita el acceso a Internet a una minoría de privilegiados. Filtra la Red y vigila estrechamente las comunicaciones electrónicas. Un estudiante kurdo de periodismo se encuentra actualmente entre rejas por haber publicado, en un sitio con sede en el extranjero, las fotos de una manifestación en Damasco. Otro, que simplemente reenvió por e-mail una carta informativa procedente del extranjero, salió en libertad en agosto de 2005, tras pasar más de dos años en la cárcel. Ambos fueron torturados.

-Túnez
El presidente Ben Alí, cuya familia dispone del monopolio de explotación de la Red, ha creado un sistema muy eficaz para censurar Internet. Todas las publicaciones de oposición están bloqueadas, lo mismo que numerosos sitios informativos. Por otra parte, las autoridades intentan disuadir a los internautas de utilizar las webmails, más difíciles de vigilar que las cuentas clásicas de mails (por Outlook, etc). En cuanto al sitio de Reporteros sin Fronteras, es inútil buscarlo en la web tunecina. Finalmente, el poder encarcela a los internautas que se manifiestan contra él. En abril de 2005, el abogado demócrata Mohammed Abbou fue condenado a tres años y medio de cárcel, por criticar al Presidente en un sitio de Internet. Sin embargo, Túnez recibe alabanzas de la comunidad internacional por su gestión de Internet. En efecto, el país ha sido elegido por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) para acoger la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información, en noviembre de 2005.

-Turkmenistán
En el país del presidente Separmourad Nyazov, autócrata megalómano de métodos estalinistas, no existe prensa independiente. Como en Cuba o Corea del Norte, las autoridades han optado por una solución radical en materia de Internet : alejar casi completamente a los ciudadanos de la Red. En Turkmenistán no está autorizado conectarse a Red desde el domicilio. Tampoco existen cibercafés. Internet solo está presente en algunas empresas, o en las organizaciones internacionales, lo que explica el extremadamente reducido número de internautas que hay en el país. Además, incluso cuando consiguen conectarse, los turkmenos acceden a una Web censurada.

-Vietnam
En materia de control de la Red, Vietnam sigue escrupulosamente el ejemplo chino. Sin embargo, y aunque desde el punto de vista ideológico es aun más rígido, no dispone de la capacidad económica y tecnológica de su vecino. El país se ha dotado de una ciberpolicía que filtra los contenidos “subversivos” en la Red, y vigila los cibercafés. Sin embargo, si hay un aspecto en el que el país no está atrasado es en la represión de los ciberdisidentes y bloggers. Tres de ellos llevan detenidos más de tres años, por haberse atrevido a manifestarse en Internet a favor de la democracia.

Los países que hay que vigilar
Por orden alfabético

-Bahrein
Aparte de los sitios pornográficos, Bahrein censura muy poco Internet. Desgraciadamente el país se ha metido en un proceso de regulación de la Red, que incluye algunas normas peligrosas para la libertad de expresión. En abril de 2004, el gobierno anunció entre otras cosas que todas las publicaciones en línea, incluidos los foros y las weblogs, deberían ahora inscribirse en registros oficiales. Ante la indignación provocada por esa decisión, las autoridades decidieron suspender la aplicación, aunque sigue aplicándose ese texto reglamentario. En marzo de 2005 las autoridades cargaron la mano con tres responsables de un foro de discusión, que estuvieron cerca de dos semanas detenidos por algunas manifestaciones consideradas “injuriosas” para el rey.

-Corea del Sur
Corea del Sur, que ocupa el cuarto lugar mundial en índice de penetración de Internet, filtra el Net de manera excesiva. Bloquea principalmente sitios pornográficos, pero también publicaciones “que alteran el orden público” y especialmente los sitios favorables al régimen norcoreano. Por otra parte, el gobierno, muy atento a las opiniones políticas manifestadas en la Red, sanciona a los internautas que traspasan las fronteras. En 2004, dos internautas estuvieron detenidos por poco tiempo, y luego condenados a multas, por haber puesto en circulación en el Net unas imágenes que ridiculizaban a algunos miembros de la oposición.

-Egipto
En 2001, el gobierno adoptó medidas para controlar las informaciones que transitan por el Net. Incluso aunque la Red está poco censurada, en el ciberespacio egipcio no son bien recibidas algunas manifestaciones excesivamente críticas. Ante el éxito de los blogs, el Estado parece dubitativo, más acostumbrado como está a presionar a los medios de comunicación tradicionales. Por primera vez en el país, un blogger ha sido detenido, a finales de octubre de 2005, por las manifestaciones vertidas en su blog.

-Estados Unidos
La postura de Estados Unidos en materia de Internet es más importante porque se trata del país pionero en la materia. Pero la legislación del país en materia de interceptación de comunicaciones no crea suficientes resguardos como para garantizar los derechos de los internautas. Igualmente, cuando empresas como Yahoo !, Cisco System o Microsoft, que son los líderes del mercado de Internet, aceptan colaborar con los servicios de censura chinos, lo que parece que se pone en cuestión es toda la credibilidad del país en materia de libertad de expresión. Estados Unidos, cuna de la Primera Enmienda, de Internet y de los blogs, tiene que ser un modelo en el respeto de los derechos de los internautas.

-Kazajstán
Los medios de comunicación kazajos padecen las presiones de las autoridades. Además, el control de las publicaciones digitales se ha convertido en un gran reto para el gobierno, después de que en el Net se hayan revelado muchos escándalos. En enero de 2005, el gobierno del presidente Nursultán Nazarbayev añadió nuevos sitios a la lista negra, y entre ellos el escaparate en línea de un partido político demócrata. En octubre, un sitio de la oposición se vio obligado a abandonar su .kz (equivalente al .es o el .us para Kazajstán), tras un procedimiento judicial manipulado por las autoridades.

-Malasia
En los últimos tres años se han multiplicado las medidas intimidantes contra periodistas digitales o webloggers. El poder no ha dejado de acosar a Malaysiakini, el único diario digital independiente. Intimidaciones verbales y registros son moneda corriente contra los periodistas de esa publicación. Recientemente, se han multiplicado las citaciones y los interrogatorios de bloggers, favoreciendo un clima de autocensura, nefasto para el funcionamiento de la democracia malasia.

-Singapur
La ciudad-Estado filtra muy poco Internet, pero se ha convertido en maestra en el arte de intimidar a internautas y bloggers. En este país es extremadamente reducido el margen de maniobra de los responsables de los sitios. En mayo de 2005, un weblogger tuvo que cerrar su publicación, como consecuencia de las presiones oficiales singapurenses. Su único crimen fue criticar el funcionamiento del sistema universitario del país.

-Tailandia
Para luchar contra la difusión de imágenes pedófilas en línea, las autoridades decidieron filtrar la Web. Y aprovecharon para extender la censura mucho más allá de ese tipo de contenidos. El método de censura utilizado por el poder es sobre todo criticable por su falta de trasparencia. Cuando un internauta intenta acceder a una publicación prohibida, el mensaje que le llega no es “acceso rechazado” sino “sitio inencontrable” o “error de pasarela”. Más inquietante aun, en junio de 2005 cerraron dos sitios pertenecientes a radios comunitarias, tras intervenir con su albergante, por criticar demasiado acaloradamente la acción gubernamental.

-Unión Europea
La regulación de Internet es uno de los terrenos de competencia de la Unión Europea. En la materia, las reglas dictadas por Bruselas se imponen frecuentemente a las de los Estados miembros. Pero, una directiva europea del 8 de junio de 2000 se ha demostrado peligrosa para la libertad de expresión. El texto prevé responsabilizar a los albergantes de los contenidos que difunden ; deben bloquear toda una página considerada ilícita cuando la denuncie un internauta. La directiva es peligrosa porque crea una justicia privada, dejando en manos del albergante la apreciación del carácter ilícito, o no, de un contenido. Un prestatario técnico de la Red substituye así al juez para aplicar el derecho, lo que resulta preocupante. En el momento actual, la Unión Europea trabaja en un texto relativo a la retención de los datos del tráfico de Internet ; es decir, las informaciones que debe registrar un proveedor de acceso sobre la actividad en línea de sus clientes. Este proyecto de regulación hay que vigilarlo muy de cerca por que podría invadir el derecho de los internautas a la confidencialidad de sus comunicaciones electrónicas.

-Zimbabue
Según algunos periódicos locales, el gobierno de Zimbabue estaría a punto de comprar material y tecnología china para vigilar Internet. Por otra parte, en junio de 2004 la empresa estatal TelOne, que posee el monopolio de las telecomunicaciones del país, pidió a los proveedores de acceso a Internet (FAI) que firmaran un contrato que se refiere, entre otras cosas, a la vigilancia de las comunicaciones digitales. El texto pide a los FAI que “adopten las medidas necesarias” para la impedir la difusión de contenidos ilegales en el Net. Sabiendo que el presidente Mugabe considera que la oposición política es una actividad ilegal, esta medida es un mal augurio para los internautas del país.

 

Enlaces relacionados
 
viernes, 18 noviembre 2005

(c) Noticiasdot.com
Edita : Noticias Digitales SL


Noticiasdot.com
El diario independiente del mundo digital
Stilo
El canal de estilo de vida de Noticiasdot.com
Cine
Estrenos semanales
Viajes
El canal de viajes de Noticiasdot.com
La Biblioteca del Conocimiento

Direcciones de correo electrónico: Redacción - Información - Anunciate en Noticiasdot.com: Publicidad - ¿Quienes somos?